Regreso a la Calderona

MIS RUTAS WIKILOC GPSIA BIKEMAP

PERFIL

CRÓNICA

0 votes

26 de febrero de 2012. A la 8:05 llegaba al punto habitual de encuentro. Para esta mañana se había planificado una ruta llana a base de vía verde hasta Altura la cual me hacía muy poca ilusión. De todos modos, para un día que me retraso 5 minutos, el resto había llegado puntual y ya no quedaba nadie. Por lo que decido regresar a la Calderona después de un tiempo sin pisarla.
La ruta la inicié por el cauce del Palancia hacia Gilet donde tomé la carretera de Santo Espiritu. Llegados al monasterio me despedí de asfalto para casi toda la mañana. Ahí comencé la primera ascensión de la mañana. Teniendo en cuenta que desde que se sale de Gilet se va continuamente para llegar a coronar el Pico del Águila es necesario recorrer más de 5 km de subida. A pesar de ello no encontramos pendientes importantes. En esta primera subida ya me sobraba el cortaviento, aunque decidí dejarlo hasta el comienzo de la siguiente subida.
La ascensión al Pi del Salt fue la siguiente dificultad encontrada en la ruta. No es una subida muy larga pero sus primeros metros son terrorífico con desniveles importantes sobre tierra que hacen que tenga que agarrarte fuerte al manillar. Más adelante la subida se suaviza bastante hasta llegar al conocido “Pi del Salt”.
La bajada por el Fenasar es algo peligrosa, anteriormente habíamos ascendido por esta pista aunque no conseguimos hacerlo sobre la bici. La combinación de una fuerte pendiente con grava en la cual se clava la rueda hacen que toda precaución sea poca.
Nada más llegar abajo otra vez hacia arriba. Esta vez tocaba Moncudio con su rampa final a más del 15%. Esta ya una subida bastante más seria tanto en longitud como en desnivel. Después de coronar y tras un terreno rompepiernas con varias subidas cortas se llega al Castillo de Serra donde poder disfrutar de unas excelentes vistas.
La bajada nos deja en la Font de la Ombria donde después de hacer cola tras un número incontable de garrafas es posible reponer agua. Después de un pequeño descanso toca ya afrontar la última ascensión de la mañana. Esta ascensión nos dejará en el Chaparral. Se trata de una ascensión complicada sobre todo por el terreno ya que tiene tramos muy deshecho donde la combinación de tierra y piedras suelta fácilmente te hacen perder el equilibrio.
Hasta este punto prácticamente todo había sido pista. Tras cruzar el Chaparral dirección el Garbí, tomé una nueva pista hacia la izquierda dirección a la Clocha. El camino que originalmente era una pista ancha poco a poco se iba estrechando. La poca utilización del mismo había hecho que la maleza o el arrastre de las lluvias lo que antes parecía ser un camino, e incluso está marcado como tal en los mapas topográficos del estado, se había convertido en senda. Finalmente dicho camino se convertía en trialera que ya no aparecía en los mapas por lo que la dificultad del camino combinado con la normativa del Parque Natural de la Sierra Calderona hicieron que bajara de la bici y con ella a cuestas buscar un nuevo camino que transcurría más abajo. Desde ahí se puede hacer la senda de Les Obries, la senda del Cortafuegos, la del túnel de la Menera y la del Barraco.
Tras esta ruta me surge una duda. Según la normativa del parque, no está permitido circular por sendas con bicicletas de montaña, pero ¿que es una senda? si aparece en los mapas topográficos del estado con doble linea esté en las condiciones en las que esté ¿es una senda? o un camino que ha cerrado la maleza por falta de tránsito ¿es una senda? y finalmente, para determinar el ancho del camino, ¿desde donde a donde se mide?

FOTOS

RUTA



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: