Las 9 masías de la Calderona

MIS RUTAS WIKILOC GPSIA BIKEMAP

PERFIL

CRÓNICA

0 votes
27 de diciembre de 2011. Con el rocío congelado y con más capas que una cebolla nos juntamos Alberto y yo para hacer una nueva ruta por la Calderona pasando por muchas de sus masías. A diferencia de otras veces no fue un ruta circular situando la salida en Segorbe y la llegada en Estivella.
Salimos de Segorbe en busca de la vía verde donde encontraríamos la primera de las masías, el Mas de Valero. Paralelo a la vía Verde continuamos unos metros dirección Teruel, en menos de un kilómetro la cruzamos para adentrarnos de lleno en la Sierra Calderona y cruzarnos con la siguiente masía, el Mas de San Juán. Se trata de una fortificación amurallada convertida en casa rural.Continuando hacia la Calderona llegamos a la carretera de Altura a Gátova por la cual circulamos algunos kilómetros hasta encontrarnos con la Masía de la Rodana, un caserón blanco en medio de un pequeño valle. Justo por delante de la masía abandonamos la carretera para tomar un camino de tierra descendente. Después de unos cuantos cruces llegamos a la Masía de la Hoya, la cual tuvimos que bordear ya que sus terrenos se encuentran vallados. Muy cerca de esta se encuentra la masía del Gabacho la cual, aunque no pasamos por la puerta si que pudimos disfrutar de una bonita panorámica.

A continuación nos encontramos con uno de los tramos más duros de la ruta, no llegó a kilómetro y medio pero en todo ese rato la pendiente no bajó del 10% con un terreno que tampoco acompañaba. Esta pequeña subida nos dejaría en la zona del Gordo con un terreno algo más llano que nos conduciría hasta la Masía Ferrer.

Después de una pequeña parada para reponer fuerzas y alimentarnos un poco comenzamos la subida más larga de la ruta. Más de 5 km de ascensión para subir hasta la Masía Tristan con un pequeño descanso por la zona de Agua Amarga. La subida es dura con algunos tramos donde la pendiente llega a ser importante. De todos modos y a pesar de ser una pista de tierra el terreno acompaña para hacer una buena subida.

Terminamos la subida, nos hidratamos y nos preparamos para una larga bajada. A lo largo de dicha bajada pasamos primero junto a la Masía Nueva, un caserón blanco que resalta sobre una loma pelada, y la Masía del Coronel. Bajamos por asfalto, reponemos fuerza con unas naranjas y llegamos a la vía verde de nuevo donde encontramos la última masía de la mañana y la más conocida por los jóvenes de la comarca, la Masía de Villanueva comúnmente conocida como La Masía.

Una vez en la vía verde tomamos el camino hacia Estivella. Aunque nosotros hicimos la ruta lineal, es muy fácil hacerla circular tomando la vía verde en sentido contrario y remontando hasta Segorbe. A parte de parar a hacer una foto a un palo de la vía verde bautizado con el nombre de quien se lo tragó la ruta no tuvo más historia llegando a Estivella con ganas de descongelar los pies.

FOTOS

RUTA



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: