La Sierra de El Toro

MIS RUTAS WIKILOC GPSIA BIKEMAP

PERFIL

CRÓNICA

0 votes

22 de septiembre de 2012. Esta vez por problemas de agenda Sanchez y yo cambiamos el día de la salida semanal a sábado y entre trabajos y otros asuntos nadie más puede venir ha hacer una ruta por  la sierra de El Toro en el límite de la frontera entre Castellón y Teruel. A las 7:45 estábamos sobre la bicicleta.
Amaneció nada más salir, cada vez amanece más tarde lo que limita el recorrido de la ruta. Salimos de El Toro con manga larga, refrescaba algo así que en vistas de la ultima experiencia en tierras de Teruel decidimos salir abrigados.
De todos modos, como suele ser habitual últimamente comenzamos ascendiendo por la carretera que va hacia Peña Salada. Después de unos tres kilómetros abandonamos la carretera torciendo a la derecha donde encontramos un pequeño descanso. Al poco rato de nuevo se puso el camino cuesta arriba, y lo peor es que habíamos pasado de asfalto a piedra suelta. Buen terreno para analizar el comportamiento de mi nueva Maxxis Advantage pero mal terreno para mis piernas. La rueda respondía y mis piernas todavía también. Después de algunos kilómetros un poco duros el terreno se suavizó un poco. A pesar de ello, el continuo sube y baja con terreno malo iba castigando poco a poco las piernas. Rodeamos el cerro Pelado después de no se cuantos subes y bajas.
A partir de entonces nos adentramos en la parte más espectacular de la ruta. Una pista reparada no hacía muchos meses bajando en zig-zag por una ladera llena de vegetación nos dejó en el valle de los Paraísos. Por el valle una estrecha carretera asfaltada nos llevó desde Paraíso Alto a Paraíso Bajo donde abandonamos la carretera para tomar una senda junto al riachuelo.
Dicha senda/camino nos dejó en la parte trasera del balneario de Manzanera. Cruzamos el río por un puente de madera y tomamos una pista ancha también junto al río que nos dejó en Manzanera. Después de la correspondiente parada para reponer fuerzas retomamos nuestra ruta.
Continuamos bajando el río por una pista ancha que transcurría junto al mismo y en dos ocasiones lo cruzaba. En la primera nos pillo por sorpresa un carril que tenía el hormigón sobre el que pasaba el agua del río. La segunda ya íbamos avisados.
Después de un tramo de subida de un par de kilómetros un falso llano de bajada nos dejó en una pequeña aldea llamada Fuendelcepo donde aprovechamos para recarga agua. Nada más cruzar la aldea el camino tomó pendiente ascendente, no muy fuerte ya que en pocas ocasiones superaríamos el 3 o 4 % de desnivel. Se nos hacía tarde así que apreté Sanchez lo llevaba detrás a algunos metros. Al final el ritmo me hizo pasar factura. A la llegada a Alcotas las fuerzas ya me empezaban a escasear no pensaba que eran tantos kilómetros y el ritmo impuesto me había castigado de forma considerable. Pasado Alcotas el camino seguía subiendo. Se me estaba haciendo pesado ya que no tenía una idea clara de lo que nos quedaba para llegar, y además para más inri el GPS se me quedó si batería. Pare a cambiarla por una que llevaba de repuesto, pero la llevaba también en las últimas. Problema, no tengo muy claro por donde estamos y nos podemos quedar sin GPS.
Por suerte ya estábamos cerca de la pista que baja hacia El Toro así que a pedalear rápido en la bajada y a llegar al coche. En definitiva una ruta muy desigual. Una primera parte muy rota y con rampas duras, una segunda espectacular por un valle lleno de vegetación y una tercera por pista anchas cruzando zonas bastante secas.

FOTOS

RUTA



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: