La senda de Aiguamolls

Esta semana salí solo, así que me fuí en búsqueda de caminos desconocido para mí. Uno de esos caminos era la senda de Aiguamolls. Había oído hablar de esta senda ya que la última marcha de la Vall bajó por ella, así que si una marcha bastante rutera baja no creía que fuer muy complicada. Estaba confundido.

Salí desde Estivella por el río Palancia hacia arriba y de allí subí por el Clot de Fita a buscar la zona de Escales. En vez de subir el coll de la Vella por donde siempre tomé un desvío anterior que sube hacia el alto de Cerverola. Es una subida un poco más complicada y hay un pequeño tramo que la ruta pasa por medio de un campo de almendros. A final fuí a salir al tramo asfaltado del coll de la Vella por lo que me quedaba todavía un poco de ascensión. Una vez arriba, en vez de bajar por el asfalto dirección Alfondeguilla me desvié hacia la derecha siguiendo más hacia arriba.

Al final llegué al alto de Aiguamolls desde donde partía la senda. El primer tramo de la senda es un poco complicado, sobre todo para una rígida como la que yo llevaba. Piedra suelta y grandes pendientes la hacían un poco peligrosa. Después poco a poco se va haciendo más fácil e incluso hay pequeños tramos de subida en los que hay que apretar los dientes. En mi opinión para entretenerse bien, pero para una marcha un poco complicada, se puede armar un buen embudo.

Desde allí volví a casa por el camí de Fontanelles a bajar por la senda la Franca que casi conseguí bajar sin hacer pie. Me pasé de frenada en una curva. Una vez en la carretera ascendí por el camí de Caicó hacia el alto de Povitxol y de ahí todo en desceso casi hasta casa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: