Irta, mar y montaña

MIS RUTAS WIKILOC GPSIA BIKEMAP

PERFIL

CRÓNICA

0 votes

23 de agosto de 2014. Segunda ruta por la zona del Baix Maestrat. Esta vez intento buscar una ruta un poco más ciclable, y para ello no cruzo a la cara norte sino que voy desde Peñíscola a Alcocebre primero por el interior y regresando junto a la costa. Una ruta muy recomendable cuando se visite la zona.

La salida la vuelvo a hacer por el mismo lugar que en la ruta anterior, tramo de subida por asfalto que me lleva hacia la ascensión hacia la ermita de San Antonio. Antes de comenzar la ascensión, en una zona urbanizada “a medias” giro hacia la izquierda en busca de la ascensión al Coll d’en Berri que había bajado el día anterior. Una subida no demasiado dura y que estando fresco se lleva bastante bien.

Tras la ascensión continué por el mismo camino que el día anterior pasando por el Mas del Señor y el Pou del Moro hasta llegar a la font de Canes donde nos encontramos con una nueva subida, más corta esta vez pero con rampas más duras. Tras coronar la cima una larga bajada en la que se incluye un tramo de senda perfectamente ciclable nos dejó a orillas del mar.

Ya no nos separamos del mar recorriendo caminos y sendas hasta alcanzar las primeras casas de Alcocebre. La ruta, que había descargado en internet daba media vuelta en este punto pero yo decidí añadirle más picante con la ascensión a la ermita de Santa Lucía. Se trata de una subida completamente asfaltada y con buen firme, más apta incluso para bicicletas de carretera per es muy dura con rampas que en algún punto pueden alcanzar el 20 %.

Tras una pequeña parada para reponer fuerzas en la puerta de la ermita tocaba regresar a Peñíscola. El regreso fue mucho más suave y casi siempre cerca del mar. Antes de salir de Alcocebre y viendo que las reservas de agua comenzaban a descender decidí parar en un pequeño supermercado donde compré agua y bebida isotónica. No quería acabar con en la ruta anterior.

Como ya he comentado con anterioridad el regreso fue bastante llano pasando por las diferentes calas que el mar y la Sierra de Irta esconden. La única subida de cierta consideración que nos encontramos fue la ascensión a la Torre de Badum la cual se encuentra completamente hormigonada.

Desde allí de nuevo llaneando junto al mar y disfrutando al fondo de las vistas del Castillo del Papa Luna alcanzamos Peñíscola tras 50 km totalmente ciclables y la nada despreciable cifra de 1100 m de ascensión acumulada a pesar del llaneo.

FOTOS

RUTA



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: