Garbici por la Calderona

MIS RUTAS WIKILOC GPSIA BIKEMAP

PERFIL

CRÓNICA

0 votes
19 de septiembre de 2010, 7:30 de la mañana, con el sol todavía desperezándose nos juntamos en la rotonda de las escuelas Paquito, Ximo, Carlos, Roberto, Serrano, Alberto, Javi y yo. Por fín aparece Javi con ganas de medirse a Sanchez, pero esta vez el que falla es Sanchez. El miedo parece que es mutuo.

Preparamos una ruta por los alrededores, yo no estoy en condiciones de alejarme mucho del pueblo así que vueltecita por la Calderona y a casa pronto, eso pensábamos. Después de un rato de deliberación decidimos salir dirección Santo Espíritu y el Pico del Aguila para poder calentar y no pillar las subidas en frío. Hasta el monasterio el grupo se mantiene unido pero cuando comienza la pista de tierra nos vamos separando. En cabeza nos quedamos Javi, Paquito y yo, el resto por detrás sube a su marcha.

En la cima nos reagrupamos y comienza la bajada. Se trata de una bajada muy peligrosa con piedra suelta y bastante pendiente. Una de la piedras me pellizca mis Hutchinson Python que acababa de estrenar así que primera parada del día para reparar.

La siguiente ascensión que nos espera es la del Pi del Salt o también conocido como Pino Madre. Esta subida en conjunto no es muy dura pero al comienzo tiene una rampa de casi el 20 % con tierra suelta en la que hay que apretar bastante los riñones para superarla. Se trata de una rampa en la que empiezo a notar la mejora del agarre debida al cambio de neumático. Me coloco en cabeza, este tipo de rampas mejor con el camino despejado y a continuación se me enganchan Alberto, Javi y Paquito.

En el pino nos reagrupamos y comienza la bajada hacia Náquera. En principio bajamos tranquilos pero la pista es ancha y en buenas condiciones lo que da juego para que poco a poco la gente vaya picándose y acabemos bajando a tumba abierta. Tal es así que Serrano revienta la rueda delantera. Otra parada más para reparar.

Desde Náquera ascendemos el Coll Blanc lo que nos deja cerca le bar del Polideportivo de Serra que esta semana estaba cerrado. Así que almorzamos en el Descanso. En este punto sufrimos una baja, Roberto no para y regresa a Estivella por el Oronet.

Después del almuerzo nos dirigimos hacia el Castillo de Serra por la font de l’Ombria. La primera rampa después de abandonar la carretera de l’Oronet es terrorífica, por suerte es corta y está hormigonada. Después poco a poco se va suavizando hasta llegar a los pies del Castillo.

En la cima decidimos como ir hasta la Mola de Segart. Como nadie dice nada tomamos el camino más duro. Bajamos dirección al el Peucal y nos desviamos a la izquierda para subir Moncudio. En esta subida más de uno ya empieza a pasarlo mal yo entre ellos, aunque consigo aguantar a poco metros de Alberto que toma la cabeza. Tras de mi viene Javi que al ver las rampas que se dibujaban en la ladera de la montaña se tomo la subida con filosofía. Carlos, Ximo y Serrano cierran el grupo. Después de una pequeña bajada de nuevo continuamos subiendo. En este punto nos encontramos con ciertas rampas durísimas, no solo por la pendiente sino por el terreno roto. Como sucede siempre después de almorzar, Alberto toma la delantera.

Desde allí descenso por la ladera de la Mola donde Serrano pincha de nuevo. Ya no le quedan cámaras así que Alberto le tiene que dejar una de válvula fina. Después de montarla a los 5 metros la tenia otra vez en el suelo. El único que tiene una cámara de válvula fina para dejarle es Paquito. La monta y vuelve a suceder lo mismo, otra vez la llanta en el suelo. Ya solo queda utilizar parches. Finalmente, después de 6 intentos consigue arreglar el pinchazo con lo que llegamos a casa a las 13:30.

FOTOS

RUTA



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: