Garbici en la VII Marcha BTT Sierra Alta

MIS RUTAS WIKILOC GPSIA BIKEMAP

PERFIL

CRÓNICA

0 votes
  • Fecha: 19 de julio de 2015.
  • Hora: 9:00
  • Distancia: 51.0 km
  • Asistentes: Cente, Alberto, Noe y Paco

A las 7:30 habíamos quedado los cuatro en Alustante para salir hacia Bronchales y recoger los dorsales. Para Cente iba a ser su primera marcha. Una vez recogida la bolsa del corredor, colocados los dorsales en la bici y calentado un poco, nos dirigimos hacia la plaza Sopeta donde estaba situada la salida. A las nueve en punto se produjo la salida. Cente con ganas se puso delante y yo tras Noe y Alberto. Tras salir del pueblo, adelanté a Noe pero a Cente ya lo había perdido de vista. Con las ganas que tenía había salido chillando ruedas.
En el primer kilómetro ya nos encontramos con la subida de la Calzada, un puerto catalogado por nosotros de tercera. Buen terreno y pendientes no demasiado pronunciadas. Como había perdido a Cente me tomé la subida con calma, a pesar de ello, poco a poco fui separándome de Noe y Alberto, y cuando me di cuenta ya no los veía por detrás.
Tras un falso llano llegamos a la senda de Peñas Agudas, una senda rápida como la mayoría que discurre por el interior de una pinada, como la mayoría también. Bajo la senda tras un grupo de biker todos en fila india. Sin tiempo para respirar comienza una nueva subida, esta vez un poco más corta. Tras pasar por el murico llega la bajada más larga de todo el recorrido en la que se incluye la Senda de la Pasión donde me encontré con un pequeño tapón a la entrada de la misma que me obligó a bajar parte de ella a pie. A pesar de ello la senda no es para nada complicada y además estaba mucho más limpia de piedras que el año pasado.
Llego a Noguera donde está situado el primer avituallamiento y en vista que no se nada de Cente decido esperar la llegada de Noe y Alberto. Después de unos minutos aparecen y tras reponer fuerzas continuamos nuestra marcha. A la salida de Noguera nos encontramos con la primera variación con respecto al recorrido del año pasado. En vez de subir por la fuente de la Rosa nos envían hacia la de los Maquis, una subida que aunque es mucho más larga, se hace bastante más llevadera. Terreno bueno, sin rampas de infarto y con un paisaje verde espectacular. Noe va subiendo a su ritmo, incluso aprovecha para enviar un vídeo a Rosa que debido a un pequeño percance no nos pudo acompañar, y yo mientas voy aprovechando para coger tomas para el vídeo.
Tras un pequeño descanso llegamos a las primeras rampas serias de la mañana que nos llevarían hasta la cima de Sierra Alta. El primer tramo roto lo paso fácilmente y es donde me empiezo a dar cuenta que voy bastante mejor que el año pasado. Tras un pequeño descansillo llega el remate final que al igual que el 90 y pico por ciento de los bikers (según nos dijeron los lugareños) nos tocó a los tres hacer a pie.
En la cima comenzaba una larguísima senda que tras una pequeña subida empalmaba con la senda del Camping y nos dejaba en Bronchales, fin del primer bucle o ruta corta. La senda resulta un poco complicada al principio debido a la piedra suelta y la elevada pendiente pero luego se convierte en una senda espectacular por el medio de la pinada. Bajamos poco a poco esperando a Noe que prácticamente quitando el primer tramo (igual que yo) la hace completa sobre la bici. En la subida hacia el Camping me adelanto un poco y hago la senda que nos lleva al pueblo rápidamente tras otros bikers.
Llego a Bronchales donde nos esperaba la afición y me espero de nuevo a la llegada de Noe y Alberto. Según nos cuentan Xavi Borrás ya había terminado la marcha hacía un ratito en primera posición. Los escalones de la fuente ni los tocó.
Llegan Alberto y Noe y continuamos con el segundo bucle, a partir de ese momento nos quedamos prácticamente los últimos ya que todos los que llevábamos detrás se quedan en la ruta corta y no continúan. Subimos los tres sobre la bici el muro que hay para salir del barranco de las Tejeras aunque a Noe pensaba que le daba algo. Era capaz de reventar antes de poner el pie en el suelo.
Tras una larga bajada y antes de adentrarnos en los Pradejones (otra variante con respecto al año pasado) nos encontramos a un biker con la rueda pinchada. Ya nos lo habíamos cruzado varias veces por lo que empezamos a coger amistad pero la variedad de tamaños de rueda que hay en la actualidad hizo que pudiéramos prestarle ninguna cámara para que pudiera continuar.
Llegamos juntos al avituallamiento de la residencia donde de nuevo reponemos fuerzas. Nos queda la última gran subida. Yo llegaba con la ilusión de que estuviera en mejores condiciones que el año pasado y efectivamente, este año se podía subir, eso si, no por ello dejaba de ser una subida muy exigente. Cada uno nos marcamos un ritmo, por delante Alberto, a pocos metros iba yo por detrás y mucho más retrasada Noe que a pesar de ello la subió completa. Nos juntamos al final de la parte dura, en la carretera del Tremedal.
Tras unos metros de bajada de nuevo el camino se ponía cuesta arriba a su paso por la fuente de la Canaleja. Noe ya empezaba a dar signos de agotamiento. Yo me puse por delante y al cabo de un rato subiendo me di cuenta que los había perdido. Dudé un poco entre esperar o continuar, quedaban algo más de 10 km pero principalmente hacia abajo así que al final me decidí seguir a mi ritmo y disfrutar de las dos sendas que todavía quedaban, la senda de la Cañada Estrecha y la senda de Las Palomas. Esta última nos dejaba de nuevo en el pueblo entrando prácticamente por el mismo lugar que en el primer paso.
Por fin después de 5 horas llegué a meta. El hacer la marcha con tanta tranquilidad me permitió disfrutar el espectacular recorrido que nos habían preparado además de no llegar demasiado cansado a pesar de la dureza. Allí en meta estaba Cente esperando ya casi una hora. 15 minutos más tarde llegaron Alberto y Noe los cuales finalmente no fueron los últimos ya que el biker que nos cruzamos con la rueda pinchada cerca de los Pradejones consiguió también llegar a meta minutos después.
En resumen, una espectacular mañana de ciclismo de montaña con muy buena compañía y con un circuito casi inigualable. Y como dijo Xavi Borrás, ganador de la prueba, en su facebook “para describir el recorrido con palabras haría falta mucha tinta, sencillamente espectacular”.

FOTOS

VIDEO

RUTA



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: