El Clot de Fita y el Povijol

MIS RUTAS WIKILOC GPSIA BIKEMAP

PERFIL

CRÓNICA

0 votes

25 de marzo de 2012. A las 8:00 y tras no sonarme el despertador nos juntamos Sanchez y yo para hacer una ruta exprés sin parada a almorzar por el Camp de Morvedre.
La ruta no empezó muy bien ya que me dejé los guante y las llaves dentro de casa por lo que a 4ºC me tocó hacer la ruta sin guantes. Menos mal que enseguida el sol tomó algo de altura la temperatura subió como la espuma.
La ruta fue bastante entretenida, con mucha tierra, poco asfalto y algunas sendas y trialeras.
Comenzamos la ruta en Estivella y de ahí nos dirigimos a la zona de Cárcel y Perechil para a continuación ascender hacia el Clot de Fita. Subida no excesivamente larga que la hace dura principalmente el terreno, sobre todo al principio. Bajamos hacia la carretera de La Vall d’Uixo y por la vía de servicio nos dirigimos hacia el Camí de Fontalles el cual han arreglado recientemente y parece que esté asfaltado.
Llegamos al Barranco de la Catalana que tomamos en sentido ascendente para llegar al Pozo de Huget. Después de unos metros de asfalta nos dirigimos hacia la senda-trialera de la Franca donde nos cruzamos con un biker solitario. La senda nos dejó en Vorajunta donde tomamos el camino de Caico para llegar a la zona del Codoval. Este camino poco a poco se va convirtiendo en senda y en la cima ya es una autentica senda.
De nuevo otra senda que vordea el puntal del Povijol nos dejó a los pies de la rampa de Correcher. Dos veces la había intentado y todavía no había conseguido subirla, la primera me pilló la novatada, la segunda le pilló la novatada a Sanchez que cayó delante de mí y no pude pasar así que a la tercera tenía que venir la vencida y además, parecía que la había arreglado un poco.
Realmente se trata de una rampa ya que no es muy larga, unos 600 metros pero que 600 metros. Durante toda la rampa la pendiente ronda los 15-20%. Hay punto en que la rueda de delante se levanta de tal manera que te es imposible controlar la bici. Si la bici te lleva donde ella quiere está perdido pero esta vez pudimos. Metimos todo el desarrollo desde abajo, nos lo tomamos con calma, apretamos los dientes y finalmente llegamos arriba sin poner pie.
Solo nos quedaba bajar hacia Estivella, una larga bajada primero por tierra y después por asfalto. A las 11:00 estábamos en casa después de rodar unos 40 km.

FOTOS

RUTA



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: