Calderona extreme

16 de Junio de 2013. Entre unos en la marcha de Jerica, otros de camping, otros corriendo la 15K nocturna y otros que prefieren no madrugar, a las 7:30 comienzo una ruta en solitario por la Sierra Calderona de 50 km y más de 1400 de acumulado.
La primera subida de la mañana es el Montblanc que tomo desde la carretera de Segart. Es una de las más duras de la mañana pero me pilla fresco por lo que la hago con menos sufrimiento del esperado. Voy solo por lo que me voy marcando el ritmo que más me interesa. A partir de aquí sigo, con pequeñas variaciones, el recorrido de la marcha de Sagunto celebrada hace menos de un mes.
Llego a la Mola de Segart y bajo hacia el pueblo aunque antes de llegar me desvío hacia la izquierda para hacer la Remola. En esa subida me pasa un Caleronabike casi como si estuviera parado. Yo subo más fácil de lo esperado pero intento no cebarme y lo dejo ir. Sigo hacia La Malla y me cruzo con los restos de un incendio reciente. Parece que no cogió mucha extensión.
Una vez en la Mallá bajada y nueva subida hacia Moncudio. En este punto es donde introduzco una de las primeras variaciones al recorrido de la macha e intento bajar por una senda que había visto en los mapas. Error, no vale la pena, es poco ciclable y tiene tramos de subida con elevada pendiente.
Empalmo de nuevo con el recorrido de la marcha y lo siguiente es subir hacia el Pi del Salt. Subida fácil sin pendientes fuertes. A pesar de ello un runner me adelante en la zona más empinada. Como van estos tíos.
Bajada y una nueva subida hacia el Pico de Águila pero por la zona de Aigua Amarga. De nuevo una subida sin complicaciones. De ahí al Coll de la Calderona y a la senda que me dejaría en Monasterios. La siguiente subida ya era un poco más seria. Subida hacia el Picayo con su rampón final de más del 18% de pendiente. Menos mal que está asfaltado. Pongo el molinillo y para arriba. También lo subo mucho mejor de los esperado. A pesar de ello el calor empieza a apretar y ya voy notando el cansancio. El agua escasea y después de una pequeña subida por las Peñas de Guaita bajada hacia la zona de Santo Espíritu. Paso por delante del restaurante El Reino por lo que aprovecho para comprar agua fresca. Todavía me quedaba el Xocainet. Sacio la sed y hacia arriba.
Aguanto con el plato mediano hasta el hormigón, pero allí decido pasar al pequeño, de todos modos me sorprendió que no necesitara echar mano del piñón grande. Poco a poco voy subiendo, hidratándome en cada rellano y finalmente corono. Ya solo me quedaba bajar hacia Estivella, aunque antes de terminar decido un pequeño enlazado de senda que hicimos en la I Volta al Terme.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: